...

Revisión mejores de casinos de apuestas altas en 2023

La mayoría de la gente se pregunta cómo es ser un jugador de casino de alto riesgo. Bueno, algunos jugadores de alto nivel se acostumbran a su estatus, pero a la mayoría de los jugadores les quita el sueño las grandes sumas de dinero que pierden jugando en los casinos de apuestas altas. Agonizan sobre sus decisiones en torneos caros y, sin embargo, la mayoría se acostumbran a jugar con mucho dinero después de un tiempo.

Los mejores casinos para jugar con apuestas altas:

Winlegends casino
  • Bono 125% hasta 500€
  • 🎲 +3100 juegos
  • 📱 Atención al cliente 24/7
Visitar
20bet Casino
  • Bono 100% hasta 120€
  • 🤑 120 Giros gratis
  • 🎲 +3600 juegos
Visitar
Vegasplus Casino
  • Paquete de bienvenida 2250€. Сonsigue tu bonificación del 125%
  • 💰 Sin límite de retiro
  • 🤑 100 Giros gratis
Visitar

Por esta razón, algunos jugadores de apuestas altas comienzan a jugar con sumas que superan su valor total en la vida real. En esencia, empiezan a jugar por un dinero que multiplica el coste de la vida. Por eso, un gran apostador puede sentirse solo y frustrado después de perder una gran cantidad de dinero en el juego. No obstante, ganar una partida puede cambiar la vida debido a las altas recompensas.

¿Quiénes son los grandes apostadores?

Lujo, exuberancia y gasto considerable son algunos de los términos que describen a los grandes jugadores. Los grandes apostadores son jugadores que apuestan habitualmente jugosas sumas de dinero. Un high roller, también conocido como guepardo o ballena, suele recibir generosas bonificaciones de los casinos para atraerlos a la escena del juego. Estas bonificaciones pueden incluir traslados gratuitos en jet privado y limusina, así como acceso gratuito a las mejores suites del casino. Además, algunos casinos dan crédito a los grandes jugadores para que sigan apostando.

Por término medio, un high roller gasta unos 25 euros por apuesta en una máquina tragaperras y 100 euros por apuesta en un juego de mesa. Aun así, la cantidad de dinero que separa a los jugadores habituales de los grandes apostadores, puede variar de un casino a otro o de un juego a otro. La mayoría de los casinos ofrecen privilegios a los grandes apostadores para atraer a más de estos jugadores, ya que pueden aumentar sus beneficios de forma significativa.

Además de apostar una gran suma de dinero, un jugador debe convertirse en un cliente habitual del casino para poder convertirse en un high roller. Lo ideal es que demuestre al casino que está dispuesto a gastar mucho dinero en el juego para ser declarado high roller. En algunos casos, los casinos pueden recompensar a los jugadores por las apuestas altas después de un año de jugar de esta forma; no obstante, algunos casinos en línea podrán invitarlos a unirse a su club VIP después de unos meses.

¿Qué beneficios reciben los grandes jugadores?

Los high rollers son jugadores que tienen acceso a la sección VIP o a las zonas más restringidas del casino. Estos jugadores van a por todas por las altas recompensas que conllevan sus acciones. Aunque los casinos en línea no ofrecen privilegios a los grandes apostadores, como entradas gratuitas, servicio de limusina y traslados en jet privado, sí dan a estos jugadores otros beneficios. Estas son las principales ventajas de convertirse en un gran apostador en un casino:

los grandes apostadores

Bonificaciones VIP

La mayoría de los casinos online ofrecen a sus clientes promociones exclusivas y bonos de bienvenida, pero estas ofertas no pueden compararse con las que brindan a los grandes jugadores. Un high roller puede obtener una bonificación en efectivo varias veces superior a la de un jugador normal al depositar la primera cantidad; además, ser un jugador de apuestas altas te da más puntos de fidelidad por cada apuesta. Los casinos en línea también ofrecen bonos para grandes apostadores en aniversarios y cumpleaños.

Juegos exclusivos

Los jugadores habituales se apresuran a probar un nuevo juego en cuanto un casino online lo anuncia, en cambio, los grandes apostadores no necesitan hacer cola para jugar un nuevo juego. La mayoría de los casinos envían invitaciones exclusivas a los grandes jugadores para que prueben el nuevo juego antes de que se presente al público. Dado que un high roller es un jugador VIP, tiene acceso individual a los últimos juegos.

Pagos especiales

Los grandes apostadores depositan y ganan grandes sumas de dinero con sus actividades de juego. Una vez que te conviertas en un gran jugador de casino, no tendrás que lidiar con los bajos límites de depósito o retiro. Los límites pueden ser incluso diez veces superiores a los de los jugadores habituales y el tiempo de retirada, para los grandes apostadores, es más corto que para los jugadores habituales.

Casinos con apuestas altas

Líneas de crédito

Los grandes jugadores utilizan líneas de crédito ampliadas para poder seguir persiguiendo las pérdidas o jugando incluso después de que su cuenta se haya agotado. La mayoría de los casinos conceden líneas de crédito a los jugadores con apuestas altas para mantener sus espectáculos y atraer a más jugadores.

Probabilidades personalizadas

La mayoría de las mesas de casino limitan la cantidad máxima que puede apostar un jugador; sin embargo, los grandes jugadores no tienen que preocuparse por este límite. Por ejemplo, si una mesa permite a un jugador normal jugar por 50 euros, puede permitir a un high roller jugar hasta por 20.000 euros. Si bien las normas varían de un casino a otro, en lo que respecta a los límites, todo lo que tiene que hacer un jugador de apuestas altas es informar al casino de sus intenciones de gasto. Cuanto mayor sea la cantidad por la que juega un jugador, mayor será su potencial de ganancias.

¿A qué juegos apuestan los grandes jugadores?

En los casinos todo gira en torno a los juegos, las ganancias, las pérdidas y las bonificaciones. Las apuestas altas hacen que la experiencia de juego sea más intensa, pero la idea del juego es divertirse, aunque los que gastan esperan ser recompensados por sus actividades. En los casinos hay muchos juegos para los grandes apostadores. A continuación, te presentamos algunos de los juegos a los que apuestan los grandes jugadores en la mayoría de los casinos:

Tragamonedas con bote

Cuando empiezas a jugar en un casino, es posible que evites las máquinas tragaperras porque son juegos de suerte y azar, por lo que es poco probable que puedas ganar una gran cantidad de dinero jugando a las máquinas tragaperras. Sin embargo, se pueden encontrar tragaperras con bote, reservadas para los grandes apostadores que quieren gastar mucho dinero en un solo juego.

Ruleta

La ruleta es algo que todo jugador conoce, dada su popularidad en todo el mundo. El hecho de que sea fácil jugar a este juego lo hace muy popular entre los jugadores, incluso si ganar en este juego no es fácil. La ruleta es un juego de ritmo rápido, lo que la convierte en la opción ideal para los grandes jugadores que buscan la adrenalina y la emoción del juego.

Black Jack

Muchos grandes jugadores prefieren apostar en el blackjack de altas apuestas en lugar del blackjack normal. Cuando un gran apostador llega a la mesa de blackjack, no quiere jugar con una apuesta de 100 euros. En cambio, utilizan su profundo bolsillo para apostar miles de euros en la primera ronda, lo que eventualmente puede progresar a millones a medida que aumenta el disfrute.

Baccarat

El baccarat también es un juego emblemático de los grandes apostadores. Este juego pertenece al género clásico y su popularidad creció cuando James Bond lo declaró su favorito. La mayoría de la gente conoce al agente 007 como el famoso jugador de baccarat. En sus películas, este agente no juega a la baja.

Póker

El póker es otro de los juegos preferidos por la mayoría de los grandes jugadores. En este juego de cartas, varios jugadores apuestan contra la banca. El  póker consiste en apostar por la mejor mano, así que mientras los grandes jugadores conozcan el juego, tendrán más posibilidades de ganar. Al igual que el baccarat, se requiere de estrategia y habilidad. Con las altas apuestas, el jugador tiene la oportunidad de ganar más que la cantidad que gasta en la apuesta.